¿Cómo podemos reforzar nuestro sistema inmunitario?

by

Ejercicio, alimentación y descanso. Tres elementos que nos resuenan en nuestra cabeza como pilares para sentirnos mejor o, en otras palabras, para contar con un sistema inmunitario fuerte y, por lo tanto, con un cuerpo sano. Sin embargo, ¿sabemos qué alimentos y hábitos realmente refuerzan nuestras defensas o qué debemos evitar?

Los alimentos ricos en vitamina A nos ayudan a mejorar la inmunidad de la piel y del sistema respiratorio. Son recomendables alimentos como el tomate, la remolacha, las fresas, las espinacas, la lechuga o la calabaza. Para aumentar las defensas conviene consumir pescado, huevos y legumbres, mientras que los alimentos ricos en vitamina C como el brócoli, el kiwi, el limón o los pimientos son esenciales para asegurar el buen funcionamiento del sistema inmunitario. Tampoco hay que olvidar los alimentos antioxidantes ricos en vitamina E como los frutos secos, los espárragos y el aceite de oliva.

Otro aspecto fundamental a tener en cuenta es el descanso ya que la falta de sueño incide de forma negativa sobre nuestro sistema inmunológico. Además, la calidad del sueño tiene una estrecha relación con nuestro sistema inmune, ya que el sueño es uno de los elementos claves que ayudan a equilibrarlo y a estimular la producción de glóbulos blancos. Además, por la noche es cuando se llevan a cabo los procesos de regeneración celular y de reparación cerebral. De ahí que se recomiende dormir de 7 a 8 horas diarias con sueño de calidad, y sin recibir estimulaciones previas antes de acostarse como las pantallas de los teléfonos móviles.

Otra forma muy importante de cuidarnos es evitando el estrés, ya que la ansiedad y el estrés disminuyen nuestras defensas. Por lo tanto, es importante buscar maneras de liberar el estrés como puede ser con sesiones de yoga, o simplemente, a través de la risa.

¿Más ideas originales? Te recomendamos el consumo de probióticos (bacterias beneficiosas que forman parte de nuestro tracto intestinal y que pueden encontrarse en alimentos lácteos fermentados o incluso en forma de cápsulas). Estos mejoran nuestra flora bacteriana y, consecuentemente, nuestro sistema inmunitario. Además, hay alimentos tales como el ajo, remedio antiguo contra las infecciones (debe comerse crudo preferiblemente) y la equinácea, con propiedades antimicrobianas que ayuda a prevenir los catarros, infecciones urinarias, etc.

Finalmente, y no menos importante, ¡el ejercicio físico! Reforzará tu sistema inmunitario, te ayudará a combatir infecciones, te ayudará a disminuir el riesgo de padecer otras enfermedades y te mantendrá en forma. ¿Qué más podemos pedir? ¡Sal ya mismo a entrenar!

lifefitness
LifeFitnessAmericaLatina
salud
consejos
 

Comments

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Lines and paragraphs break automatically.
CLOSE FIND MY LOCAL DISTRIBUTOR

Are you looking for your local commercial or home equipment distributor?